RELATO DE UN DÍA INOLVIDABLE

 

la foto

Aquí os voy a relatar el día de la entrega del II PREMI CIUTAT DE CASTALLA A LES BELLES ARTS 2013, un día inolvidable y muy ajetreado….

Era la mañana del viernes 28 de Febrero de 2014, me levanté temprano para hacer unas gestiones en el banco dejando a mi familia todavía durmiendo, ya que llagamos a Castalla la tarde-noche anterior y debían descansar. Hice las diversas gestiones y volví a casa para desayunar todos juntos, un desayuno tradicional para mi, café y pan tostado con aceite, me encanta empezar el día así, aunque sí estoy de viaje no os negaré que en el buffet del hotel uno no coma más cosas….está todo tan bien presentado que siempre comes algo de más, fruta ya cortada, algo de chocolate…..

Bueno, vamos a seguir con el relato, desayunamos todos juntos, hablando de lo que íbamos a hacer ese día, peluquería, recados, reservar algo para ir a cenar con la familia…. Yo dije que iba a llamar a la peluquería para cortarme un poco el pelo y a tocar un poco el trombón, quería tocar unas piezas en la entrega del premio, así que concerté una cita en la peluquería para la tarde y me puse a montar mi trombón para estudiar un poco. Hice mis primeras notas con la boquilla, después con el trombón, al apretar el transpositor tuve una extraña sensación, estaba más suave que de costumbre y el recorrido era más largo, miro bien en esta parte del cuerpo del trombón y veo que la paleta del transpositor esta casi rota….

Dori, mira el trombón.

¿Qué pasa?

La maneta del transpositor esta rota, se ha desoldado. Voy a llamar a Stomvi y me voy a Valencia a que Vicente me lo arregle.

Pero si justo has estado allí tres días.

Ya, pero esto son cosas que pasan, así que llamo y me voy, el trombón tiene que estar en perfectas condiciones para esta tarde.

Así hice, llamé a Vicente Honorato para comentarle lo que me había ocurrido y que iba hacia Valencia para que lo arreglara, las palabras de Vicente fueron “Vente ya, te espero”. Y eso hice, desmontar el trombón y al coche camino de Valencia. Todos los planes que tenía para ese día ya no valían, así que en el coche me dije “Ximo, tranquilo, no pasa nada, todo va a ir bien”. Un día que lo planificas para estar tranquilo y concentrado para la tarde y siempre hay imprevistos, hay que estar preparado para todo.

Así que camino de Valencia hice algunas llamadas, con el manos libres claro, y a la una del medio día estaba entrando en fábrica, desde Castalla a Stomvi hay más o menos una hora y media de viaje. Al entrar enseguida me preguntaron que hacia allí si justo había estado allí tres días esa semana, o sea, de lunes a miércoles, y era viernes…. Cosas que pasan, hay que arreglar la maneta del transpositor. Mari Carmen, Ángela, Anna, Eduardo, Silvia, Sento…todos me recibieron con los brazos abiertos como siempre, son una gran familia, entré al taller de la fábrica y allí estaba Vicente para ver que había pasado y solucionarme el problema. Vicente miró el trombón, lo desmontó, cambió la pieza por una nueva, volvió a montar y trombón como nuevo. Allí hablamos un poco Vicente, Sento y yo sobre porque había ocurrido esto y solución al canto, da gustó trabajar con ellos. Me dieron un fuerte abrazo y me dijeron que disfrutara del acto en Castalla, que iba a ser algo especial, que les contará como había transcurrido la noche. Salí hacia las oficinas y me despedí de todos, que disfrutara del momento, y con el trombón a la espalda hacia el coche y a Castalla de nuevo.

No estaba nervioso para la entrega de la tarde, era como un día normal, de pronto suena el teléfono, acababa de salir de Valencia, era Lusa Monllor (ex-concejal de cultura de Castalla y la creadora de este Premio a las Bellas Artes, y amiga), estuve hablando un ratito con ella y quedamos para la tarde, ya que no podía asistir al evento por compromisos políticos, ya que va como candidata a las elecciones europeas. Ella me dijo que si estaba nervioso, que si fuera ella estaría temblando, que cómo podía estar tranquilo jajajaja, a partir de ese momento me puse nervioso, así son las cosas.

Ya en Castalla, a comer, que ya era hora, eran las 15:15 y tenía que comer aunque no tenía mucha hambre, cuando empiezan los nervios es normal que te falte el apetito, con poco tienes bastante, esto me suele pasar cuando tengo un concierto como solista, o un evento importante. Después de descansar un poco con mis hijas en casa me fui a  cortarme el pelo y estar preparado para la noche.

Sobre las 18:00 horas me fui hacia el Auditorio para dejar todo preparado para la tarde, probar un poco la acústica, las luces, disposición del escenario, etc. Allí había quedado con Tomás para preparar todo esto, desde aquí le doy las gracias por ayudarme en todo y guardar el “secreto-sorpresa” que me tenían preparado. Movió todo el escenario, las lamas de luces de arriba, ajustó el escenario a la mitad, el telón (no sabía exactamente para que quería poner el telón..) Después de probar todo, dejé mi trombón montado en el escenario a la vista de todos, quería dar un mini-concierto sorpresa, y fuí a casa a arreglarme.

Todos en casa tranquilamente nos acicalamos, preparados para el evento, como os había dicho antes tenía una cita en mi casa con Lusa que venía a verme y a hablar un rato conmigo, tuvimos una conversación muy entretenida, sería, con risas, donde yo le contaba todo lo que tenía pensado hacer y decir. Llegó la hora de salir hacia el Auditorio, faltaba poco tiempo, las palabras de Lusa fueron -“ disfrútalo a lo grande, emociónate que eso es muy bueno, disfrútalo, te lo mereces”-.

Llegamos al Auditorio, era casi la hora, repartimos unas entradas que nos quedaban y saludamos a mucha gente que vino a acompañarme en este día tan importante para mi. Pasé a la sala, nervioso, emocionado, estaba el telón pasado, un pequeño templete adornado con músicos, un violín, flores, el galardón, una pequeña cajita, dos atriles con partituras, un escrito de Stomvi y mi trombón en el centro justo delante del telón.  La música que sonaba en ese momento estaba interpretada por mi en un concierto interpretado en ese auditorio en año anterior, los pelos de punta, todo estaba precioso.

Saludé a toda la gente, autoridades, estuve hablando un poco con la Concejal de Cultura, el Alcalde de Castalla y nos sentamos para presenciar este emotivo acto.

_MG_6621

Se hizo el silencio en el Auditorio, Toni Domenech sale al escenario y presenta la entrega de el II PREMI CIUTAT DE CASTALLA A LES BELLES ARTS. Seguidamente da paso a Joan Antoni Bellot, representa a la comisión de este galardón, recita unas bellas palabras hacia mi, mis inicios, mi trayectoria, cita algunas frases de conversaciones entre ambos y mails que hemos intercambiado.. y de repente en voz más alta dice:

“ Y QUE SUENE LA ORQUESTA ”

En ese momento se abre el telón y yo me quedo muy, pero muy muy sorprendido, allí estaba la AGRUPACIÓN MUSICAL SANTA CECILIA DE CASTALLA, MI BANDA, haciendo lo que saben hacer, MÚSICA, ahí estaban acompañándome en este día tan especial para mi. Se me hizo un nudo en la garganta, emoción, los nervios a flor de piel, los ojos llorosos.. GRACIAS. Interpretaron tres piezas, para finalizar su actuación interpretaron TROMBONES BRAVOS, tocando como solistas mis compañeros de CASTALLABONE, lo hicieron fenomenal, al escucharles tuve una sensación de alegría, tenía ganas de llorar pero de alegría, estaba feliz de ver y escuchar a “mi banda”. En los trombones faltaban algunos que no pudieron venir como Miguel Esteve, Carlos Esteve, Juan Carlos Esteve, Kiko Juan y Jordi Berbegal. Fue una gran sorpresa para mi, esto no lo esperaba, además un rato antes había estado allí yo y había preparado el escenario para mi, lo había dejado a la mitad para no tocar yo solo en un escenario tan grande y al abrir el telón me encuentro con mis amigos y compañeros tocando para mi, fue un SORPRESÓN. Un gran aplauso para todos vosotros.

_MG_6626

Después de esta gran actuación, ya nos hicieron subir al escenario, en primer lugar la concejal de Cultura, después el alcalde y seguidamente al premiado, que en esta edición era yo, escaleras arriba, nervioso y emocionado. Una vez todos arriba la presidenta de la Agrupación Musical Santa Cecilia me hizo entrega de una insignia de plata en conmemoración de mis 25 años como miembro de la agrupación, ahora ya son casi 27 años pero no había podido ir a la celebración de Santa Cecilia, que es dónde se hace entrega de esta insignia y me dijeron que ya lo harían en otro momento. Como me dijo María una vez por mensaje de Facebook, “ja ho farem un día com toca,tranquil”.  Después de esto  la banda me obsequió con un video-homenaje que aquí os muestro.

la foto

Un video que ya me dejó hecho un flan, emocionado, no podía hablar, leía las frases que intercalaba a las imágenes, el nudo de la garganta era cada vez más grande, estaba muy emocionado, un video muy bonito, hecho con cariño, con amor, aprecio a mi vida musical y personal. Al leer la última frase me emocioné muchísimo -“LA TEUA BANDA“- Uno quiere aguantar las lágrimas en público pero a veces es irremediable. GRACIAS A TODOS.

Seguidamente el Alcalde D. Juan Candela y antiguo músico-tubista de la Banda, tomó lo palabra, él me conocía desde pequeño, vivió mis inicios en la música, mis progresos y hasta donde he llegado, fueron sus palabras hacia mi. Yo estaba escuchando muy atentamente, nervioso, sin mirar a nadie, toda mi familia y algunos amigos estaban en el patio de butacas, mis compañeros de la banda en el escenario conmigo, no quería mirar a nadie, solo al interlocutor, si lo hacia no se si podría aguantar. Llegó la hora y se me hizo entrega del galardón, había llegado el momento, aplausos, el auditorio en pie, los aplausos llegaban por delante y por detrás, estaba muy feliz.

_MG_6645

_MG_6647

Ahora me tocaba a mi, era mi turno, los micros eran míos, todos esperaban unas palabras. Tenía en mi cabeza todo lo que quería decir, pero todo lo que había pasada antes me dejó totalmente en blanco. Así que di las gracias a todos por pensar en mi para este premio y.. no pude aguantar, nudo en la garganta, las palabras no me salían, las lagrimas ya habían llegado de nuevo, llorar de emoción y de alegría. Invité al Alcalde y Concejal a que ocuparan sus butacas, y que disfrutaran de una pequeña sorpresa, que ahora el escenario era mío y mi banda estaría conmigo, aunque les dije si querían ver y escuchar desde abajo, pero se quedaron conmigo que era lo que yo esperaba.

_MG_6705

 

 

 

_MG_6676

Asi que seguí hablando, poco a poco hablaba mejor, y esto fue gracias a esa botella de agua que me salvó de muchos apuros.  Así que seguí hablando, explicando un poco de mis vivencias, mi experiencia como músico,. agradeciendo a la gente que me ha ayudado y apoyado, al hablar de mis padres y hermano que son los que hicieron posible que yo pudiera estudiar, a mi mujer y mis dos hijas que son las que ahora aguantan mis ausencias, y de las que yo me pierdo algunas cosas por tener que estudiar y viajar, y de nuevo llegaron las lágrimas, y tuve que parar de nuevo, emocionarse es lo que tiene. Así que decidí empezar a tocar alguna pieza, sería dificil para mi tocar en este estado y con el instrumento frío, pero era lo que tenía que hacer. La primera pieza que interpreté fue el Preludio de la 3ª Suite para cello de J.S.Bach, reconozco que me costó muchísimo, hubo algún momento donde pensé en parar, no estaba saliendo bien, pero si algo he aprendido en estos últimos meses es que hay que mirar adelante, así que conseguí aislarme de lo que estaba pasando y un poco después de la mitad ya estaba todo en su sitio.

_MG_6692

_MG_6717

Seguidamente decidí pedir un micrófono inalámbrico para poder hablar y moverme por el escenario y así poder estar más relajado, mis palabras ahora eran mas relajas y fluidas, más de tú a tú, que era lo que yo quería, una persona normal y cercana, como soy. Quise dedicar la siguiente pieza a mi abuelo Ángel que fue el que me compró mi primer trombón, que aún conservo, y que siempre me apoyó en todo. Le dediqué una bonita pieza, muy sensible y delicada, se apagaron todas las luces del auditorio y un foco iluminaba mi campana, me tranquilicé y empecé a tocar EL CANT DELS OCELLS. Al acabar se hizo un silencio espectacular, seguro que les había llegado lo que yo les quise hacer llegar, relajados y una sensación de paz en el interior. Estoy seguro de que me escuchó y estaba muy cerca de mi.

_MG_6736

 

 

 

_MG_6737

Después de este momento intercalaba unas palabras con música, anécdotas, frases, experiencias, mis inicios en la banda, en los estudios musicales, viajes.. Las piezas que interpreté después fueron alegres y divertidas, para que la gente se divirtiera y conociera la música escrita para trombón solo, así que hice ELEGY FOR A MIPPY II (L.Berstein) y Doollalinastics (B.Lynn) donde un grito a mitad de la pieza hizo que más de uno se pegara un susto. Y para finalizar, unas palabras de agradecimiento y una pieza cómico-musical, SUBADOBE (F.Högberg) donde la gente lo pasó en grande conmigo, y con mi hija pequeña que no paraba de reír y tenia una risa pegajosa, una pieza de cantar, tocar, saltar, chillar, correr, un salto al patio de butacas, patadas al suelo..

la foto 1

_MG_6786

_MG_6745

Y así acabó, todo el mundo en pie, aplausos, y yo con el galardón en las manos dando las gracias a todos. Al finalizarla gala hicimos muchas fotos, pero un en especial con mi banda, la Agrupación Santa Cecilia de Castalla que estaba conmigo en el escenario y que tan grata sorpresa me habían dado. Qué calladito lo habían tenido y lo difícil que se tener a unos músicos callados y sin tocar en un escenario. Gracias.

_MG_6818

Desde aquí me gustaría dar las gracias a mis padres, a mi hermano, a mi mujer e hijas, a mis cuñadas, a mis suegros, a mis primos y primas, a mis tíos y tías, a la AGRUPACIÓN MUSICAL SANTA CECILIA, a las asociaciones que me propusieron como candidato a este premio, a la Asociación DESPERTAR, a Toni Domenech por esa bonita presentación de la gala, a Joan Antoni por esas bonitas palabras hacia mi,  a toda la gente que me acompañó esa noche en el Auditori, a  mi familia Stomvi por hacerme la vida musical más fácil, a mis compañeros de la OSRTVE, a la gente de todo el mundo que me envió mensajes a través de las redes sociales, a mis profesores, a toda la gente que conozco, espero no olvidarme de nadie,

_MG_6770

GRÁCIAS 

Esa noche me hicieron sentir profeta en mi tierra, gracias a Castalla por este premio. Nunca hay que olvidar de donde venimos, yo estoy muy orgulloso de ser de Castalla, y llevaré el nombre de mi pueblo allá donde vaya. Y como no siempre que esté en Castalla volveré a tocar con mi banda, la que me vió crecer como músico y persona.

_MG_6809